Martes, 25 de marzo de 2008




Volvemos de la Semana Santa y nos encontramos con las escalofriantes cifras que la dirección general de tráfico nos muestra sobre los accidentes ocurridos. Este año se habla de una reducción de victimas mortales del 40% aproximadamente, a pesar de que el numero de desplazamientos ha sido cercano a 15,6 millones (según la DGT un millón mas que el año pasado)

 

Nos hemos “acostumbrado” a ver como la gente pierde la vida en accidentes de trafico, y no somos capaces de analizar fríamente este tipo de datos. El año pasado 106 personas fallecieron en estos días festivos, este año 63 (pendiente de los fallecidos que pueda haber durante los próximos 30 días y los datos de victimas en accidentes urbanos). La cifra muestra una reducción clara de victimas, lo cual es algo positivo y de alegría. Pero esto no nos tiene que hacer bajar la guardia. La cruda realidad es que 63 personas salieron con la plena ilusión de pasar unos días de tranquilidad y diversión, y no han regresado. Dejando tras de si a sus familiares y amigos totalmente destrozados.

 

Hay que trabajar duramente para reducir al máximo los accidentes de tráfico. Todos los años vemos como la gente fallece por no llevar puesto el cinturón de seguridad, por beber antes de conducir, por circular a velocidad inadecuada (no tiene necesariamente que ser elevada) por no hacer descansos en largos trayectos, por no mantener la distancia de seguridad con el coche que nos precede, por adelantar en lugares incorrectos y de forma incorrecta,… año tras año los mismos motivos siegan de raíz la vida de muchas personas. Y esto solo se puede evitar con educación y enseñanza. La represión materializada en radares, puntos de carnet y multas posiblemente sea necesaria, pero para saberlo, previamente hay que enseñar a la gente como se circula por unas carreteras que son de [email protected] y para [email protected], donde tenemos que respetarnos [email protected] a [email protected] y donde el civismo y el conocimiento de lo que se hace y lo que se tiene entre manos es vital.

 

Hay que dar prioridad absoluta a varios temas que se nos han vendido muchas veces desde el gobierno pero que de momento no hemos visto: una asignatura escolar especifica sobre seguridad vial desde cursos primarios, la eliminación de todos los puntos negros de nuestras carreteras y mejorar la señalización.

A esto yo añadiría las siguientes medidas: realizar cursos gratuitos de conducción, seguridad vial y sensibilización para [email protected] [email protected] conductores/as a la hora de renovar el carnet de conducir, reducir el periodo de validez del carnet de conducir de 10 a 5 años, e implantar la señalización de velocidad dinamica que permita modificar los limites de velocidad de forma acorde con las condiciones climatologicas.

 

Sin duda alguna nos queda mucho camino por recorrer y mucho trabajo por realizar, pero es necesaria la implicación de todo el mundo



Publicado por Sparkles @ 11:23  | Gizartea / Sociedad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios